lunes, 30 de julio de 2007

TARTA MOUSSE DE LECHE MERENGADA


Esta tarta es un clásico del foro de mundorecetas. Yo todavía la tenia pendiente, y después de un primer intento fallido, gracias a los consejos de Canelona, la segunda me salió de película.

Debo decir que sale bastante grande, por lo que si los comensales no son muchos mejor reducir las cantidades.

Yo he modificado la base de la original y le he puesto una base y medio lateral con bizcocho de brazo gitano.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 4 Huevos
  • 120 gr de Azúcar
  • 120 gr de Harina
  • 1 sobre Levadura Química (esto es opcional, sale igual de bien sin ella si hemos batido bien)

Para la mousse:
  • 600 gr de Nata montada
  • 5 Claras de Huevo
  • 5 hojas de Gelatina
  • 370 gr de Leche condensada
  • 200gr de Leche entera
  • 1 rama de Canela
  • 1 cascara de Limón
  • Canela molida

Elaboración:

Preparar el bizcocho de la siguiente manera. Batir los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen el volumen. Añadir la harina y la levadura (si optamos por añadirla) tamizadas mezclando lentamente. Poner la masa en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Hornear 5 minutos a 180º. No mas pues al ser una plancha fina se cocinaría demasiado y quedaría seca.

Para la mousse. Rehidratar la hojas de gelatina en agua fría. Mientras poner a calentar la leche entera con una rama de canela y la cascara del limón hasta que esta se aromatice. Retirar del fuego y echar la leche condensada. Reservar hasta que enfríe totalmente.

Cortar la plancha de bizcocho del tamaño del molde que vayamos a usar. Yo en este caso un aro extensible. Cortar unas tiras de 3 cm de alto, y poner en el lateral del molde, tal y como se ve en la foto.

Batir las claras a punto de nieve, y montar la nata. Cuando la mezcla de leches ya este totalmente fría, mezclar con una lengua de silicona las claras con la nata con movimientos envolventes. Una vez totalmente incorporadas, ir añadiendo poquito a poco la mezcla de las leches hasta que este todo bien mezclado. Añadir canela en polvo al gusto. Verter en el molde.
Yo lo he congelado unas 2 o 3 horas, y luego lo he pasado al frigorífico una hora antes de comerlo. Estaba en su punto, fresquito como un semifrio. Antes de servir espolvorear canela molida por encima.